60 AÑOS
DE INNOVACIÓN
Y DESARROLLO
EMPRESARIAL
DE CÁMARAS
PEQUEÑAS, FOTOS GRANDES…
EN ROSALES AMPLIFOTOS”.

Convencido del gran potencial que ofrecía el negocio de la fotografía en El Salvador y entusiasmado por sus experiencias en San Francisco, California, en el año de 1953 Luis Alfredo Rosales Alfaro, un joven visionario y emprendedor de 23 años, inició gracias al apoyo económico de una tía y la ayuda de su esposa Doña Julia Morán de Rosales un negocio de revelado e impresión fotográfica en blanco y negro que bautizó con el nombre de “Rosales Amplifotos”. El nuevo negocio comenzó dentro de una modesta cochera ubicada sobre la tercera calle oriente de la Ciudad de Santa Ana.

Su interés por la fotografía lo heredó de sus padres, Don José Rubén y Doña Dolores Alfaro de Rosales, quiénes fueron verdaderos pioneros de la fotografía en El Salvador y durante muchos años trabajaron juntos en su negocio: un pequeño estudio fotográfico llamado “Foto Rosales”, siempre en la ciudad de Santa Ana.

Pero el joven Luis Alfredo Rosales quería ir más allá … la primera inversión en su negocio la utilizó para adquirir materiales y equipos Kodak, que le permitieron ofrecer a los santanecos fotografías de mejor calidad y tamaño más grande (Amplifotos 4”x4”) que las disponibles en aquella época (tamaño 2.5”x3”). De ahí el primer slogan publicitario: “De cámaras pequeñas, fotos grandes en Rosales Amplifotos”.

LA VISIÓN DE SU FUNDADOR
La visión de Don Luis Alfredo Rosales incluía industrializar la fotografía en El Salvador, por lo cual en 1955 viajó a la ciudad de Rochester, Nueva York, USA, sede de la Eastman Kodak Company, para adquirir un nuevo equipo de mayor capacidad para revelado e impresión de fotografías así como para recibir entrenamiento en procesos industriales de fotoacabado. 
En 1956 Rosales Ampli-Fotos se traslada a un nuevo local más grande sobre la 2ª Avenida Sur en la ciudad de Santa Ana, donde además de la venta de películas Kodak y servicio de revelado se ofrece a los clientes otros productos como cámaras fotográficas, químicos, papel, álbumes y otros servicios fotográficos.
Rosales Ampli-Fotos y su mascota el personaje “Rosalitos”, creado por el artista Bollani, se dieron a conocer a través del uso de vallas publicitarias, pintura de muros y piedras en las carreteras. En Abril de 1959, Rosales Ampli-Fotos abrió su primera sucursal en el centro de San Salvador, ubicada en bajos Hotel Nuevo Mundo.

Dos años más tarde Rosales Ampli-Fotos recibe financiamiento del Instituto Salvadoreño de Fomento Industrial (INSAFI) para adquirir equipo de fotoacabado industrial y materiales Kodak, posicionándose como la primera empresa a nivel de Centroamérica y Panamá en ofrecer a su clientela revelado e impresión de fotografías a colores.
En 1962, Rosales Ampli-Fotos introdujo los nuevos formatos de películas Kodak 126 de cartucho y las cámaras Kodak Instamatic, que fueron muy innovadores y popularizaron la toma de fotografía a nivel aficionado por la fácil colocación del rollo a la cámara. En 1967 se concluyó la construcción del edificio donde se encuentra actualmente el laboratorio central en Santa Ana.
LA INNOVACIÓN
ACELERA
EL CRECIMIENTO
Durante la década de los 70´s Rosales Ampli-Fotos experimenta su crecimiento más acelerado gracias a la innovación de sus productos y servicios, aprovechando la bonanza económica de El Salvador en aquellos años. En 1971 se transforma la empresa a sociedad anónima y se cambia el nombre a: “Rosales Amplifotos S.A.” En 1972 se introducen al mercado las fotos a colores sin orillas blancas (Borderless), las cámaras y películas Kodak de bolsillo (pocket). En 1973 se inicia el ensamble local de cámaras formato 126 Instamatic bajo licencia de la fábrica Indo de origen Francés. A partir de 1975 se amplía la cobertura nacional mediante la apertura de sucursales en los principales centros comerciales de San Salvador y en las cabeceras departamentales, cuatro años más tarde, en 1979,  se modifica el régimen de administración a “RAF S.A. de C.V.”, se cambia el nombre comercial a “RAF” y se adopta un nuevo y más moderno logotipo. Ese mismo año se inaugura el primer QUICKLAB de RAF en el centro comercial Metrosur, San Salvador, ofreciendo por primera vez en la historia nacional servicio de revelado y copias de películas a colores en tan sólo una hora, convirtiéndose en el primer laboratorio fotográfico rápido instalado en Centroamérica.

Pese a las limitaciones impuestas por el conflicto armado en El Salvador y la crisis económico-política derivada del mismo, durante la década de los 80´s RAF continúa creciendo y desarrollándose con optimismo, fe en El Salvador y su gente. Para 1980 RAF contaba con una cadena de 32 sucursales en todo el país.
EL LEGADO DE DON LUIS ALFREDO ROSALES
Lamentablemente el 15 de Febrero de 1981, fallece en San Salvador Don Luis Alfredo Rosales Alfaro, a la edad de 51 años, dejando un valiosísimo legado de trabajo, esfuerzo, dinamismo y valores empresariales aún vigentes entre las personas que integran la organización RAF. La irreparable pérdida de Don Luis Alfredo, si bien fue muy sentida, no mermó el crecimiento y desarrollo de RAF cuya dirección desde entonces está a cargo de su hijo primogénito y actual Presidente Ejecutivo, Luis Ernesto Rosales Morán.

Ya en los noventas y de cara al nuevo milenio, RAF continúa su crecimiento sobre la plataforma de trabajo en equipo, innovación constante, y mejora en los métodos de trabajo mediante la incorporación de las filosofías de calidad total y excelencia en el servicio al cliente, logrando su posición como líder en el mercado fotográfico de El Salvador y adquiriendo en 1996 y 1997 a dos empresas competidoras.
RAF EN LA ACTUALIDAD
En la actualidad, nuestra organización bajo el concepto de “GRUPO RAF” que distingue nuestra identidad corporativa, es eminentemente orientada hacia el Mercadeo y consiste en un Grupo integrado por diversas Unidades de Negocios, cada una de ellas especializada en su respectiva actividad y con presencia regional en algunos casos. Las unidades son las siguientes:
Viendo hacia el futuro Grupo RAF se posicionara como la empresa líder de Centroamérica y el Caribe, en el mercadeo y comercialización de productos, servicios y soluciones tecnológicas, generando una rentabilidad con crecimiento sostenido; identificando y satisfaciendo de manera continua las necesidades de nuestros clientes, anticipándonos a los cambios de sus gustos, preferencias y hábitos de consumo.